INTRODUCCIÓN A LA LECTURA ICONOGRÁFICA DEL ANTIGUO RETABLO

 

Este Croquis, dibujado en el año 1933, según figura en el ángulo inferior derecho, por José María Zapata, cuyo oficio fue de carpintero, participó mucho tiempo como miembro en la Junta Directiva de la Hermandad de la Santísima Virgen de la Sierra. Croquis que fue heredado por su sobrino Saturnino Zapata, quien tuvo la gentileza de prestármelo para sacarle la copia que se expone detalladamente.

El Retablo situado sobre el Sitial del Presbiterio, fue diseñado y construido por el Arquitecto y Escultor Toledano Juan Bautista Monegro, a finales del siglo XVI, según Enrique Herrera Maldonado, profesor de Historia del Arte. La descripción de este Retablo ha sido basada en el asesoramiento de este profesor.

 

ESTRUCTURA DEL RETABLO

Vemos como en el ábside poligonal del Templo se situaba el Altar Mayor, en cuyo presbiterio estaría entonces, como ahora, la “mesa” donde tiene lugar la Consagración de la Eucaristía, en el Sacrificio de la Santa Misa.

EL Retablo está compuesto por un banco, oculto en la fotografía por el sitial, y sobre él tres cuerpos formados por hornacinas y relieves. Se rematan con un ático y sobre él la figura del Dios Padre. El retablo posee tres calles y dos entrecalles con hornacinas, mas guardapolvo que lo franquea. Los cuerpos están separados por un entablamiento que sostienen diferentes columnas. En la fotografía se observa que las columnas pueden ser de capitel corintio. Este conjunto rezumaba un cierto clasicismo y era uno de los retablos más hermosos de la provincia.

 

LECTURA ICONOGRÁFICA

En la hornacina central del primer cuerpo se encontraba el Tabernáculo, más tarde se ubicó la Sagrada Imagen de la Virgen de la Sierra, en el que ocurriría entonces lo que ahora, que cuando se la traslada del Santuario a la localidad para festejarla hasta que es llevada de nuevo a su Santuario está ocupando el Tabernáculo donde se guarda a Cristo sacramentado. En su lado derecho está la Adoración de los Reyes Magos y en su lado izquierdo La Anunciación y en cada lado lateral existía la escultura de un Apóstol.

En el segundo cuerpo, en la hornacina central, se encuentra la Asunción de la Virgen, en la hornacina derecha está La Ascensión y en la Izquierda la Venida del Espíritu Santo o Pentecostés, festividad acaecida cincuenta días después de la Resurrección del Señor, y en cada lado lateral igualmente está la escultura de un Apóstol.

El tercer cuerpo, formado con la hornacina central, donde se encuentra La Sagrada Familia, en cuyas dos hornacinas de la derecha e izquierda también hay la escultura de un apóstol en cada una de ellas.

En el ático, en su hornacina central, está el Calvario, con Jesús Crucificado acompañado de su Madre la Virgen y San Juan, en cuyas hornacinas de la derecha e izquierda hay la escultura de un apóstol en cada una de ellas. También a cada lado, fuera de las hornacinas, hay la figura de un apóstol a penas perceptible, completándose así el contenido de los doce apóstoles y no se sabe de qué están rodeados, pues posiblemente sean motivos vegetales.

Y coronando el Retablo, por encima de la hornacina del Calvario, se encuentra el Dios Padre Todopoderoso, Bendiciendo, donde aparecen en los laterales unos medallones de difícil identificación.

En los laterales de ambos lados del retablo, no se ve claramente su significado.

 

PONEMOS A CONTINUACIÓN ALGO DE HISTORIA DEL TEMPLO PARROQUIAL

     Según nos dice el citado profesor de Historia del Arte, el Retablo que ahora se expone fue construido a finales del siglo XVI, por lo que se deduce que por aquellas fechas el Templo de la Iglesia Parroquial ya estaba levantado, cuando ya estaba el municipio de Villarrubia en poder del Conde de Salinas, don Diego Sarmiento, ya que este Conde adquirió el municipio en 1551. La nueva Iglesia Parroquial debió construirse a comienzos del siglo XVI, con un estilo tardo gótico.

Los antecedentes que obran en nuestro poder, según nota bibliográfica de la Memoria de Licenciatura, de Raquel Torres Jiménez, titulada “Religiosidad Popular en el Campo de Calatrava, Cofradías y Hospitales al final de la Edad Media”, en el periodo cronológi­co de los años 1491 a 1510, “consta que esta iglesia parroquial, se denominaba entonces Santa María la Mayor”, y hasta que el referido Conde la adquirió estuvo en poder de la Orden de Calatrava. Ahora lleva el título de Ntra. Señora de la Asunción, con el cual sustituyó al de Santa María la Mayor,que llevó en la Edad Media, por ser así nombradas cuantas iglesias se dedicaron en aquel tiempo a la Virgen María.

Ciudad Real, 20 Abril 2007
Fabián Martínez Redondo