El acusado del asesinato machista de Villarrubia de los Ojos no reconoce los hechos

asesinato-villarrubia-JM03-949x712
Publicidad

“Los testigos refieren discusiones previas entre la pareja, pero nadie ha visto una agresión física”, asegura la abogada de José Manuel Illescas, en prisión provisional desde el miércoles acusado de asesinato y maltrato habitual

José Manuel Illescas García, el presunto asesino de su pareja, María Dolores Gozas, el domingo en Villarrubia de los Ojos, no ha reconocido ser el autor de los hechos por los que el miércoles la jueza de guardia de Daimiel lo envió a prisión provisional acusado de asesinato y maltrato habitual.

El acusado, que desde su detención el domingo en Villarta de San Juan (se fue de Villarrubia tras el ataque a Dolores) no había explicado nada de las circunstancias en las que supuestamente apuñaló a su pareja, si ha contestado a las preguntas de la fiscalía y la jueza instructora, “pero no ha reconocido los hechos, es todo lo que puedo decir”, asegura su abogada Ana Adán, que se ha hecho cargo de su caso por el turno de oficio.

Una amiga quedó con ella esa tarde

La vista de prisión de un caso que posiblemente se tramitará por la ley del jurado, se prolongó durante varias horas en los juzgados de Daimiel por la declaración de una testigo presencial del conflicto entre la pareja que terminó con la muerte violenta, se trata de una amiga de la víctima, que al parecer esa tarde había quedado con ella. También estaba presenta el hijo menor de la fallecida, un chaval de 14 años.

Apenas llevaban un año juntos

Illescas, de 46 años, es viudo y tiene retirada la patria potestad de los tres hijos de este matrimonio, dos de ellos menores de edad ahora, por violencia hacia ellos. De hecho una tía materna de Daimiel tiene ahora la guardia y tutela de los niños. No constan denuncias por malos tratos ni de la asesinada ni de parejas anteriores.

Con María Dolores, de 50 años y también viuda (su marido murió en un trágico atropello cuando circulaba en bicicleta), apenas llevaba un año de relación y convivencia, desde enero de 2020.

Discusiones previas, no denuncias

“Los testigos refieren discusiones previas entre la pareja, pero nadie ha visto una agresión física”, afirma Adán. “Estamos en una fase muy inicial de la investigación, todavía tienen que llegar pruebas de laboratorio y tomar declaración a más testigos”, refiere la letrada.

Ganadero de profesión –de baja médica ahora- a José Manuel Illescas lo detuvo la Guardia Civil el domingo pasadas las nueve de la noche en Villarta de San Juan, su localidad natal. La pista de que huyó a casa de un familiar cercano en Villarta fue decisiva para la Guardia Civil. “Lo buscaron en el domicilio de este familiar pero no estaba, sin embargo encontraron su coche aparcado con el motor todavía caliente y lo detuvieron en la plaza del pueblo”, explicó el lunes en Villarrubia el delegado del Gobierno Francisco Tierraseca.