Antonio Millán Hernánez 1

La Casa de Cultura de Villarrubia de los Ojos cambia su nombre en homenaje a uno de sus vecinos más queridos3 min de lectura

Comparte:

La Casa de Cultura de Villarrubia de los Ojos cambia su nombre en
homenaje a uno de sus vecinos más queridos
El Ayuntamiento ha querido reconocer la trayectoria y esfuerzo de Antonio Millán Hernández en pro
de la vida cultural de la localidad otorgándole su nombre a este edificio municipal

La Casa Municipal de Cultura de Villarrubia de los
Ojos (Ciudad Real) ha pasado este sábado a llamarse “Casa de Cultura. Antonio Millán
Hernández”, un cambio de nombre en homenaje a este querido vecino que falleció el pasado mes
de enero, y que fue aprobado por unanimidad en el Pleno ordinario del 26 de marzo.
De este modo, se celebró un reducido acto en el exterior de la Casa de la Cultura que dio
comienzo a las 12 horas, y donde intervinieron el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Famoso,
seguido de la concejala de Cultura, María José Alises. Tras ello, una de las integrantes del Club
de Lectura de Villarrubia leyó una poesía dedicada a Antonio Millán escrita por su buen amigo
Francisco Gómez Porro y se descubrió la placa con el nuevo nombre de este edificio municipal.
Con este reconocimiento a Antonio Millán Hernández, el Ayuntamiento pretende que su legado y
su importante trabajo en beneficio de la Cultura local quede para siempre en la memoria de las
gentes de Villarrubia de los Ojos, ya que fue una persona “inquieta y en continuo aprendizaje” que
dedicó su vida a la exhibición cinematográfica y a la contribución e impulso de la vida cultural en el
municipio.
ANTONIO MILLÁN HERNÁNDEZ (1947-2021)
Antonio Millán Hernández nació en 1947. Poseedor de una gran memoria, aprendió a leer
prácticamente solo a los cuatro años con los carteles de cine que llenaban su casa. Estudió hasta
el bachiller superior y posteriormente se dedicó a la carpintería, pero su vida estuvo marcada por
el cine. Su abuelo Alfredo poseía una sala de proyecciones, en funcionamiento desde los años 20
del pasado siglo. Ya en los programas de la feria de 1926 aparecen las proyecciones de su
abuelo. Por lo tanto, creció viendo cine y trabajó como operador cinematográfico. En el cine
familiar también se dedicaba a pintar y dibujar carteleras anunciadoras de las películas.
De grandes inquietudes culturales participó en prácticamente todas las actividades culturales de la
localidad con gran generosidad y dedicación. Aparte del cine, del que podía pasarse horas y horas
hablando, su otra gran pasión fue el teatro, donde hizo de todo: fue actor, director, encargado de
realizar los decorados, etc.
También era apasionado de la fotografía y la literatura, lo que le llevó a escribir frecuentemente
textos culturales y ser miembro del Club de Lectura. Colaboró activamente en Radio Altura” donde
participó durante 12 años y con el Museo Etnográfico, donde expuso varios de sus trabajos
artesanos.

Lee también   La Junta lleva invertidos en materia de Bienestar Social más de 8,5 millones de euros en Villarrubia de los Ojos
Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.