El Conquense afronta la visita al Formac Villarrubia como si fuera una final

Imagen: Conquense-Manchego-1-58-640×426

Este sábado, a partir de las 16.30 horas, la Unión Balompédica Conquense visita al Formac Villarrubia en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos. Y lo hace con la exigencia de buscar la victoria porque la clasificación no engaña. Los balompédicos han conseguido un punto de los últimos seis disputados, lo que les ha situado en la octava posición de la tabla, con 21 puntos, a siete del quinto clasificado, última posición que permite jugar las eliminatorias por el ascenso, que precisamente ocupa el Formac Villarrubia.

Por todo ello, al Conquense sólo le vale la victoria si quiere recortar distancia con su rival. Un empate serviría para seguir alimentando esperanzas y una derrota supondría el adiós al objetivo del ascenso, por mucho que todavía quedaran trece partidos, pero la dinámica del equipo lo dice todo.

Una vez más, hay que recalcar que el conjunto balompédico sólo ha conseguido 12 goles en lo que va de liga, el tercer peor equipo del grupo, superando a los dos últimos de la clasificación, Atl. Tomelloso y Talavera B. Pero también es cierto que el equipo de Rober Gutiérrez sólo ha perdido tres partidos, uno a domicilio.

Así que nos volvemos a encontrar una jornada más con el contraste de ser el equipo menos goleado del grupo, con ocho tantos, y uno de los menos realizadores. La confianza en la victoria se basa en que, a pesar de esos sonrojantes números de goles anotados, el equipo blanquinegro no deja de crear ocasiones de gol en todos los partidos. En el equipo todos confían en que, generando estas ocasiones, los goles tienen que llegar, pero que lo hagan ya porque mañana es tarde.

En la plantilla del Conquense no se tira la toalla hasta que las matemáticas no digan lo contrario. Saben que el equipo compite, es muy difícil ganarle,  y confían en que se acierte ante el gol. El técnico Rober Gutiérrez es el primer optimista del equipo. “No tengo ninguna duda de que el Conquense terminará peleando por donde merece estar”, ha dicho en la previa de este partido para recordar también que para su equipo este partido es “como una final” consciente de los siete puntos que les separan.

“Nos vamos a encontrar a un rival muy diferente al que vimos a principio de temporada y se nota que está muy bien trabajado, con un bloque muy unido”, añade. Más o menos lo que dicen del Conquense el resto de entrenadores, pero la clave, insistimos en ello, es encontrarse con el gol.

Para este encuentro es baja por sanción Jesús Beas, el único delantero centro del equipo, aunque no será una baja importante porque por culpa de una lesión no termina de rendir. No será un problema para Rober Gutiérrez en el sentido de que ya está acostumbrado a ello. Además, arriba tiene a Marco, Youseff, Chumilla, Yuya y Coba. Tiene donde elegir. También son bajas Airam, por lesión, y Gerard Puerto que se ha desligado del equipo.

El Formac Villarrubia, que dirige Manuel Aroca, ha disputado siete partidos en su feudo con tres victorias y cuatro empates. Superó un flojo inicio de liga, pagando el esfuerzo de participar en la Copa Federación a nivel nacional, pero ahora se encuentra en gran momento de juego aunque en la pasada jornada no pudo pasar del empate a cero en La Solana, a pesar de gozar claras ocasiones para marcar.

Para este partido es baja por sanción el capitán y veterano central, Jacinto. Una baja importante.

El encuentro corresponde a la 17ª jornada de liga, la segunda de la segunda vuelta, del Grupo XVIII de Tercera División. Está previsto este sábado a las 16.30 horas con arbitraje de Carlos Palencia Cerdeño.

Fuente: http://eldeporteconquense.com/noticias/futbol-noticias/noticias-futbol-tercera-division/2023/01/20/el-conquense-afronta-la-visita-al-formac-villarrubia-como-si-fuera-una-final/

Comparte esta noticia !

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
IMPRIMIR
Email

--:--
--:--
  • cover
    eñe radio

--:--
--:--
  • cover
    eñe radio