Arroz con leche

DificultadPrincipiante
Productos1 Persona
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción1 hr 15 minsTiempo Total1 hr 25 mins
 250 grs arroz redondo
 2,50 l leche entera
 150 cucharilla azúcar
 2 ramas de canela
 Cáscara de limón
 Sal
El origen de la receta de arroz con leche se considera árabe y los primeros en ‘rescatarla’ fueron la zona levantina y catalana aunque ya se ha extendido por todo el territorio nacional. En este caso, el asturiano difiere del de otras regiones por la presencia de azúcar requemado y es ésta versión la que elaboraremos. ¿Comenzamos?
1

Lo primero será lavar el arroz con agua fría para que pierda algo de almidón y así el resultado sea menos pastoso y más suelto.

2

En una cacerola disponemos el arroz, lo cubrimos con agua con un poco de sal y hervimos a fuego medio hasta que el agua se consuma.

3

En otra cazuela añadiremos la leche, la canela y la piel del limón. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y retiramos la canela y la piel del limón.

4

Una vez haya acabado de evaporarse el agua del arroz, vertimos la leche hasta cubrir complemente el arroz. Dejaremos cocer a fuego muy suave durante una hora y media, más o menos, removiendo de manera constante.

5

A medida que se vaya consumiendo la leche, vamos añadiendo más. Repetiremos este mismo paso hasta que la cocción del arroz sea perfecta.

6

Un poco antes de finalizar la cocción, es decir, cuando el arroz ya esté cremoso, se añaden el azúcar y la mantequilla. Mantenemos el fuego muy bajo y removemos sin parar para que el azúcar no se pegue al fondo de la cacerola.

7

Disponemos el arroz en una fuente y dejamos que se enfríe. Cuando vayamos a servirlo espolvoreamos una mezcla de azúcar y canela en polvo e inmediatamente lo quemamos con un soplete.

Ingredientes

 250 grs arroz redondo
 2,50 l leche entera
 150 cucharilla azúcar
 2 ramas de canela
 Cáscara de limón
 Sal

Instrucciones

El origen de la receta de arroz con leche se considera árabe y los primeros en ‘rescatarla’ fueron la zona levantina y catalana aunque ya se ha extendido por todo el territorio nacional. En este caso, el asturiano difiere del de otras regiones por la presencia de azúcar requemado y es ésta versión la que elaboraremos. ¿Comenzamos?
1

Lo primero será lavar el arroz con agua fría para que pierda algo de almidón y así el resultado sea menos pastoso y más suelto.

2

En una cacerola disponemos el arroz, lo cubrimos con agua con un poco de sal y hervimos a fuego medio hasta que el agua se consuma.

3

En otra cazuela añadiremos la leche, la canela y la piel del limón. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y retiramos la canela y la piel del limón.

4

Una vez haya acabado de evaporarse el agua del arroz, vertimos la leche hasta cubrir complemente el arroz. Dejaremos cocer a fuego muy suave durante una hora y media, más o menos, removiendo de manera constante.

5

A medida que se vaya consumiendo la leche, vamos añadiendo más. Repetiremos este mismo paso hasta que la cocción del arroz sea perfecta.

6

Un poco antes de finalizar la cocción, es decir, cuando el arroz ya esté cremoso, se añaden el azúcar y la mantequilla. Mantenemos el fuego muy bajo y removemos sin parar para que el azúcar no se pegue al fondo de la cacerola.

7

Disponemos el arroz en una fuente y dejamos que se enfríe. Cuando vayamos a servirlo espolvoreamos una mezcla de azúcar y canela en polvo e inmediatamente lo quemamos con un soplete.

Arroz con leche
X