Balón de oxígeno para el Formac Villarrubia

Partido entre el Villarrubia y el Azuqueca / Foto: Jesús García
Un gol de Iván Sánchez en propia puerta desniveló la balanza de un partido que dominó el Cazalegas y que terminó llevándose el equipo blanquiazul.
Publicidad

Un gol de Iván Sánchez en propia puerta desniveló la balanza de un partido que dominó el Cazalegas y que terminó llevándose el equipo blanquiazul.

FORMAC VILLARRUBIA
1

CAZALEGAS
0

Llera, Carlos García, Álex Díez, Álex Pérez, Zaka, Rafa García, Christian (Peinado, 90’), Roy (Guille, 90’), Caballero (Carretón, 84’), Carrillo (Ivi, 63’) y Joel (Pliego, 63’).

Soto, Iván Sánchez (Adeva, 83’), Bersieres, Alonso, Rubén Rivera (Migallón, 60’), Meneses (Diego Prado, 74’), Alfre Ramos, Gustavo, Godoy, Álex Martín (Diego Sánchez, 74’) y Rubén Gómez.

ÁRBITROS: Ciruelos Esteban, del colegio castellano manchego. Amonestó por parte local a Joel, Christian, Ivi y Caballero, y por parte visitante a Bersieres.

GOLES
1-0. Min 74. Iván Sánchez (p.p.)

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de liga en el Grupo XVIII de Tercera RFEF disputado en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos ante unos 500 espectadores.

El Formac Villarrubia volvió a sonreír para firmar una importante victoria ante el líder, coger un balón de oxígeno y seguir creyendo en el objetivo. Un gol de Iván Sánchez en propia puerta desniveló la balanza de un partido donde el Cazalegas Élite Ébora Formación tuvo la posesión del balón y donde el Villarrubia supo esperar hasta el final, no cometer errores y terminar firmando una importante victoria.

En el primer tiempo, el Cazalegas tuvo prácticamente la posesión del partido, pero eso no se convirtió en demasiadas ocasiones. De hecho, la única ocasión o acercamiento llegó a los veinte minutos con un disparo de Iván Sánchez dentro del área que se marchó por encima del larguero. Por su parte, el Formac Villarrubia apenas disfrutó de ninguna ocasión clara y los porteros se fueron al descanso sin apenas trabajo.

En el segundo tiempo, ni los cambios cambiaron el rumbo del encuentro porque el guion seguía siendo el mismo; dominio del Cazalegas, circulación de balón con claridad pero poca profundidad y cero ocasiones. Por su parte, Aroca también movió el banquillo y hasta el dibujo, pero tampoco se materializó en claras ocasiones.

El partido estaba abocado al 0-0 salvo alguna jugada de estrategia en ambas áreas donde los errores se pagan bien caros en este campo y en esta categoría. De hecho, en el minuto 74, Carlos García sirvió un potente saque de banda al primer palo para que Iván Sánchez la peinara hacia atrás con tan mala suerte que el balón se coló en su portería. 1-0 para los locales.

Acto seguido, Caballero no llegó a acertar en línea de gol y Carlos García se sacó un buen disparo que puso a la grada en pie, pero el balón se fue lamiendo el palo.

Al final, victoria por la mínima de un Formac Villarrubia que parece despertar ante el líder y que toma un importante balón de oxígeno para afrontar las dos próximas salidas consecutivas frente al CD Toledo y a la UB Conquense.

Fuente: lanzadigital