Asadillo

Comparte:
DificultadPrincipiante
Productos1 Persona
Tiempo de preparación1 hr 30 mins
 5 pimientos rojos para asar
 3 dientes de ajo
 4 tomates rojos
 aceite de oliva virgen extra
 1 cucharadita rasa de cominos
 sal
Un plato sencillo y muy típico de Castilla-La Mancha. Se trata de una ensalada fría de pimientos y tomates asados aliñados con un majado de ajos, cominos y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. De este plato existen muchas adaptaciones, en algunas zonas de Málaga lo preparan con pimiento rojo, pimiento verde, tomate y cebolla.
1

Lavamos los pimientos y los tomates y los secamos bien. Los ponemos en la fuente de horno y les añadimos sal.

2

Metemos los pimientos y los tomates al horno con calor arriba y abajo, a 180° C, durante una hora aproximadamente. Cada 10 – 15 minutos vamos a girar los tomates y los pimientos para que no se quemen.

3

Cuando estén listos los sacamos del horno. Los ponemos en una fuente de barro y los tapamos con un trapo para que suden unos 15 minutos. Cuando estén templados les quitamos la piel.

4

Abrimos los tomates un poco y los dejamos que escurran bien hasta quitar todo el líquido.

5

Mientras vamos a trocear los pimientos. A mí me gusta cortarlos en tiras desgarrándolos con las manos.

6

A continuación, una vez hayan escurrido bien los tomates, los vamos a picar en pedazos muy pequeños, tal y como os muestro en las imágenes. Salamos y mezclamos los tomates con los pimientos en una fuente de barro y reservamos.

7

En un mortero majamos los dientes de ajo. Añadimos un poco de comino y le agregamos aceite de oliva virgen extra al gusto. Aliñamos la ensalada con la mezcla anterior y mezclamos para que se integren bien los sabores.

Ingredientes

 5 pimientos rojos para asar
 3 dientes de ajo
 4 tomates rojos
 aceite de oliva virgen extra
 1 cucharadita rasa de cominos
 sal

Instrucciones

Un plato sencillo y muy típico de Castilla-La Mancha. Se trata de una ensalada fría de pimientos y tomates asados aliñados con un majado de ajos, cominos y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. De este plato existen muchas adaptaciones, en algunas zonas de Málaga lo preparan con pimiento rojo, pimiento verde, tomate y cebolla.
1

Lavamos los pimientos y los tomates y los secamos bien. Los ponemos en la fuente de horno y les añadimos sal.

2

Metemos los pimientos y los tomates al horno con calor arriba y abajo, a 180° C, durante una hora aproximadamente. Cada 10 – 15 minutos vamos a girar los tomates y los pimientos para que no se quemen.

3

Cuando estén listos los sacamos del horno. Los ponemos en una fuente de barro y los tapamos con un trapo para que suden unos 15 minutos. Cuando estén templados les quitamos la piel.

4

Abrimos los tomates un poco y los dejamos que escurran bien hasta quitar todo el líquido.

5

Mientras vamos a trocear los pimientos. A mí me gusta cortarlos en tiras desgarrándolos con las manos.

6

A continuación, una vez hayan escurrido bien los tomates, los vamos a picar en pedazos muy pequeños, tal y como os muestro en las imágenes. Salamos y mezclamos los tomates con los pimientos en una fuente de barro y reservamos.

7

En un mortero majamos los dientes de ajo. Añadimos un poco de comino y le agregamos aceite de oliva virgen extra al gusto. Aliñamos la ensalada con la mezcla anterior y mezclamos para que se integren bien los sabores.

Asadillo