Recuperadas seis toneladas con la Operación Oleato de la Guardia Civil, que arrestó al dueño de una almazara en Villarrubia de los Ojos acusado de comprar aceitunas sustraídas

FOTOGRAFA11-RJMmxoD9ECTfmAKiui8xDzJ-758x531@abc
Golpe al robo de aceitunas en Toledo y Ciudad Real: detenidos 8 miembros de dos familias que podrían haber vuelto a las andadas
Publicidad

La aceituna, ese fruto deseado, se había convertido en el sustancioso botín de dos familias rumanas de Ciudad Real a las que la Guardia Civil paró los pies en enero, pero que podrían haber vuelto ya a las andadas tras su paso por los juzgados. Por esos mismos pasillos transitó también el español de 53 años responsable de una almazara de esa provincia y acusado de comprar cuatro de las seis toneladas de aceituna robada intervenidas en la Operación Oleato, que arrancó en Toledo en diciembre.

Fue el equipo Roca de la Compañía de la Guardia Civil de Mora el que se puso manos a la obra. Con el inicio de la campaña olivarera, se detectó un aumento revelador de los delitos relacionados con la aceituna, como sucede otros años, ya que hay almazaras que compran la mercancía procedente del hurto.

Los agentes cotejaron sus datos con otros recogidos durante las inspecciones técnico-oculares y dibujaron un patrón: llegaban a un olivar con numerosos coches al caer la noche y lo «barrían». Era el patrón que seguían los presuntos autores, miembros de dos familias rumanas procedentes de Herencia, en Ciudad Real, y entre los que había un menor de 16 años (este mes ha cumplido los 17) y varios veinteañeros.

Sin embargo, la pauta cambió inesperadamente: los delincuentes pasaron de robar durante la noche a actuar a las primeras horas del alba, quizá porque los propios dueños de las fincas hacían patrullas nocturnas.

Ese giro en el patrón obligó a los agentes a alterar las vigilancias para dar con los ladrones, que habían arrancado asientos de sus vehículos para convertirlos poco menos que en furgonetas, además de instalar focos para iluminar los surcos donde estaban los olivos para llevarse las aceitunas.

El jueves 19 de enero, los investigadores tuvieron la primera satisfacción. Agentes del equipo Roca de Mora y compañeros del puesto de Orgaz, a 15 kilómetros, sorprendieron a cinco coches en una explotación de la cercana localidad de Nambroca, de donde habían sustraído una tonelada de aceituna. Los vehículos salieron de estampida y llegaron a circular en sentido contrario por la carretera N-401. Tres lograron huir, pero dos automóviles fueron detenidos, uno por la patrulla de Orgaz y otro por el equipo Roca, que arrestaron a sus conductores y tres ocupantes más. También recuperaron 260 kilos de aceituna.

Nueve días después, el 28, los investigadores tuvieron otra satisfacción, aunque algo agridulce. Recuperaron dos toneladas de aceituna sustraídas en explotaciones de Ciudad Real y detuvieron a cinco individuos, entre ellos dos arrestados el 19 de enero y que estaban en libertad.

Fuente: https://www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/toledo/pueblos/golpe-robo-aceitunas-toledo-ciudad-real-detenidos-20230222144716-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.abc.es%2Fespana%2Fcastilla-la-mancha%2Ftoledo%2Fpueblos%2Fgolpe-robo-aceitunas-toledo-ciudad-real-detenidos-20230222144716-nt.html